Presentación



       


La Revista Otra Economía (ROE) es una producción colectiva de la Red de Investigadores Latinoamericanos en Economía Social y Solidaria (RILESS) con la colaboración de la Red Universitaria de Economía Social Solidaria (RUESS) de Argentina.

Pero recíprocamente, la RILESS también es un producto de la ROE. En otras palabras: somos una red que edita una revista, y en ese acto también nos constituimos como red: la ROE es la RILESS “en acto”.

Un par de ejemplos concretos: por un lado, el compromiso permanente de quienes colaboran como revisorxs en la tarea de procesamiento de los artículos recibidos, con lecturas exhaustivas y sugerencias para mejorar cada uno de los textos, construyendo una “conversación” permanente entre colegas; por otra parte, las personas y equipos de investigación que proponen diferentes abordajes temáticos, como el que presentamos en este número referido a la “Autogestão e extensão universitária: o papel do conhecimento na incubação de empreendimentos da Economía Social y Solidaria”, surgido de la iniciativa de Aline Mendonça quien coordinó la presentación de cuatro artículos sobre experiencias de Brasil, y que tuvieron el acompañamiento de Rodolfo Pastore en la coordinación de tres artículos sobre experiencias en Argentina.


En la Sección “Sociedad, Economía y Política” Armando de Melo Lisboa (Brasil) y Daniela Osorio-Cabrera, Gabriela Veras Iglesias, Gerardo Sarachu y Lucía Fernández (Uruguay) enfocan uno de los temas cardinales en las reflexiones teóricas y jurídicas sobre la Otra Economía: la cuestión de “lo común” y “los comunes”. Tema de difícil abordaje -porque debe remontar supuestos muy arraigados- pero sumamente pertinente porque “escapa por arriba” del laberinto de las discusiones sobre las formas de propiedad, proponiendo un eje diferente para el análisis: no se trata solo de diversificar las formas de propiedad, sino de trazar un perímetro de “lo común” que debe quedar afuera de toda apropiación, sea privada, cooperativa, comunitaria, estatal, etc., desplazando el foco hacia los modos de gestión de eso “común”. En esa misma perspectiva -considerando que “mercados também são commons” (de Melo Lisboa)-, se inscribe el texto de Euclides André Mance (Brasil), quien desarrolla alternativas de aplicación de las tecnologías de cadenas de bloques (“blockchains”) como herramienta para construir y consolidar circuitos económicos solidarios mediante el uso de criptomonedas.


En la Sección de Contribuciones teóricas, Andrés Joel Ávila Aguilar y Alfonso Pérez Sánchez (México) analizan los diversos matices que presentan las categorías de “Economía Social”, “Economía Solidaria” y “Economía Popular” con relación a las microempresas familiares, contribuyendo al debate acerca de los acentos y las especificidades que presenta cada uno de esos términos.

Por su parte, Lauro Sergio Rodrigues da Silva, Adebaro Alves dos Reis, Gilson da Silva Costa, Juliana Souza da Silva y Elineuza Alves da Silva (Brasil), en el artículo “Proposta de um modelo teórico para autogestão social e territorial em comunidade indígena assurini, à luz da economia solidária, em Tucurui, estado do Pará –Brasil”, proponen un modelo de gestión que se instala en la controversia acerca de la consideración de la energía como bien público o como mercancía y se propone fortalecer la organización social, política y económica del territorio indígena, teniendo en cuenta la perspectiva de los pueblos originarios y con el acompañamiento del sistema educativo-científico-técnico en los niveles estratégico, táctico y operacional.

Completando esta sección, a partir del análisis de las exitosas políticas socioeconómicas implementadas en Bolivia entre 2006 y 2017, el texto de Gabriel Loza Tellería señala la incidencia de las políticas macroeconómicas en la creación de condiciones para el Buen Vivir, destacando la necesidad de interrelacionar lo social con lo económico, y exhortando a “ampliar el ámbito de las investigaciones sobre la economía social y solidaria (más allá de las) experiencias microeconómicas y sectoriales”.


En la Sección “Experiencias y sujetos”, Daniela Roveretti, Sergio Anchorena y María Eugenia Labrunée (Argentina) relatan las vicisitudes del proceso de recuperación de una empresa láctea marplatense por sus trabajadores, la experiencia de gestión y el tejido de vínculos con el Estado y otros actores ante la nueva situación, en el contexto de uno de los rubros de mayor concentración económica de la Argentina.

Nora Díaz y Daniela González (Argentina) relatan las vicisitudes de la población y las posibilidades de respuesta -por el momento defensivas- desde la Economía Social y Solidaria en el contexto de la explotación hidrocarburífera no convencional en Vaca Muerta, provincia del Neuquén, en el sur de Argentina.


En la Sección que incluye miradas sobre “la Economía social en el mundo”, Larraitz Altuna Gabilondo (España) aporta un análisis sobre la dimensión de “la solidaridad en clave de creatividad”, buscando “restituir en el actor cooperativo y solidario todo su potencial creativo”, llevando las discusiones sobre la solidaridad más allá de las reflexiones de corte ético o filosófico, sometiéndolas al “estatuto de la experiencia y de la praxis”, y alertando sobre el riesgo de “hacer de este presupuesto programático una carta de naturaleza”.


Finalmente, desplegamos una sección especial sobre “Autogestión y extensión universitaria: el papel del conocimiento en la incubación de emprendimientos de Economía Social y Solidaria”, con siete artículos que relatan experiencias de universidades de Brasil y Argentina en el acompañamiento de incubadoras.

En todas estas experiencias se percibe una maduración de las prácticas en varios sentidos. Por un lado, en el tránsito desde la antigua incubación de unidades económicas individuales hacia la construcción progresiva de circuitos económicos, como espacios dinámicos de incubación de Otra Economía. Pero también en la búsqueda de un modo “alternativo de inserção da universidade no mundo do trabalho”, signo auspicioso de una actitud en crecimiento desde los ámbitos académicos, que también incide positivamente en la interpelación a las tradiciones estamentarias de muchas universidades, mediante “coordenações onde professores, técnicos e alunos tinham o mesmo peso nas definições”, como puede leerse en el artículo que presenta la experiencia de “INTECOOP e NESIC: 20 anos de incubação de cooperativas populares na UCPEL”.


En síntesis, presentamos en este Número 21 un total de 16 artículos originados en seis países -cinco latinoamericanos y uno europeo-, que expresan no sólo diversos ejes de reflexión, sino también una rica heterogeneidad de acentos y perspectivas en un amplio abanico que incluye desde reflexiones sobre los principios y conceptos de la Otra Economía hasta indagaciones analíticas y propuestas concretas en los niveles micro, meso y macroeconómico.



Daniel Maidana

Editor